Comenzó A Reír De La Nada, Segundos Después Ocurrió Esto

¿Cuantas veces has visto reír a un amigo y te ríes junto con él sin saber la causa?. De eso tratan los siguientes tres experimentos sociales en el que demuestran que la risa es contagiosa.

En el primero un hombre llega a una estación de tren, varias personas están a su alrededor. De repente comenzó a reír de la nada, todos lo veían con cara de sorpresa, pero segundos después todo mundo se estaba riendo junto con él.

En el segundo, una mujer está viendo su celular y comenzó a reír, la risa se transmitió a otra señora y así sucesivamente hasta que al final todas las personas terminaron riendo.

Finalmente, en el tercer experimento graban a personas que tienen una risa chistosa creando una cadena de risa contagiosa.

1.

2.

¡Compártelo con tus amigos!

Top