El ladrón arrepentido. No se animaba a robar y cuando lo hizo recibió su merecido.

Lo siguiente ocurrió en una tienda de conveniencia en Rusia, un hombre intentó hacer un robo con arma en mano, pero nunca imaginó la reacción de la empleada, al final se mostró muy arrepentido.

Las cámaras de seguridad captaron el momento en el que un hombre con chaqueta oscura se acerca a la empleada y sin decir una sola palabra saca un arma para dar inicio a su asalto.


La empleada reacciona de inmediato tratando de evitar que el hombre haga de las suyas y le tira unos cuantos golpes, posteriormente se retira. El ladrón ya no sabe que hacer, si guardar el arma o continuar con el asalto.

El ladrón decide guardar su arma y cuando menos lo espera llega la empleada quien toma una calculadora y se la lanza a la cabeza. El ladrón, completamente arrepentido se agacha, recoge la calculadora y la devuelve a su lugar.

Esta acción la aprovecha la empleada para tomar la calculadora y hacerla pedazos en su cabeza. Después de esto llegaron unos clientes quienes fueron atendidos por la empleada mientras el ladrón esperaba su turno de forma muy paciente.

Al final, la empleada convenció al ladrón de esperar hasta que llegara la policía y se lo llevara detenido. Un ladrón muy arrepentido.

¡Compártelo con tus amigos del facebook!

Top