El Bebé No Deja De Llorar, Hasta Que Llegó El Gato…

Los bebitos pueden llorar por muchas razones, pero las más comunes son porque tienen hambre o necesitan dormir.

Cuando tienen sueño no hay nada mejor que arrullarlos con caricias, les encanta sentir el cariño de sus padres. Pero ¿que pasa cuando estás muy ocupado y no puedes atenderlo?. ¡Pues para eso está el gato!. xD

En el siguiente video se muestra a un bebé que no deja de llorar, ¡parece que tiene mucho sueño! un gato se da cuenta de ello y comienza a acariciarlo hasta dejarlo dormido.

¿Como vez? ¿Te gustaría un gato como este?. ¡Compártelo con tus amigos!

Top