La Rechazaron Por Tener Síndrome De Down, Ahora Tiene Su Propia Panadería

Su nombre es Collete Divitto, una chica que desde pequeña le encantó la cocina y sobre todo la repostería.

Cuando cumplió 22 años decidió dedicarse a lo que más le gustaba: La repostería. Ella buscó empleo en su zona pero todos la rechazaron por tener Síndrome de Down.

“Muchas personas que me entrevistaron me dijeron que yo era muy guapa, pero que no era buena opción para ellos. Fue doloroso, me sentí rechazada”, comentó la joven en una entrevista para Huffington Post.

La chica se desanimó y culpó al Síndrome de Down como la principal razón por la que nadie quería contratarla. Sin embargo, su hermana y su madre la animaron, que no abandonara su sueño, que se dedicara a lo que más le gusta y fue así que abrió su propia panadería, llamada Collettey.

La historia se difundió por los medios locales y redes sociales, gracias a ello los pedidos de la tienda se duplicaron.

“Nunca se den por vencidos. No dejen que nadie te ponga triste ni te haga sentir rechazado. Mantén tu motivación y persigue tus sueños” comentó Collete.

¡Compártelo con tus amigos!

Top