Lo que parecía una fiesta infantil normal, se convirtió en batalla campal.

Parecía una fiesta infantil normal, como cualquier otra por allá en Moscú Rusia, pero se convirtió en batalla campal.

El problema comenzó cuando una mamá no soportó que otra mujer se estuviera quejando del mal comportamiento de su hijo y en la desesperación respondió con golpes.


El resto de papás intentaron separarlas, pero lo hiceron de la peor manera: con golpes.

En el vídeo se puede apreciar que una mujer es golpeada por un hombre. Los guardias de seguridad tuvieron que intervenir para dar fin a la pelea.

Las autoridades locales comentaron que muchos de los invitados ya se encontraban alcoholizados cuando inició la gresca, además, varios de ellos tenían antecedentes penales.

¡Compártelo con tus amigos del facebook!

Top