Provocó Una Nevada En El Jardín Para Que Su Perro Pueda Divertirse Antes De Ser Sacrificado

Su nombre es Spunky un perro Husky de 12 años que tiene cáncer terminal. Spuky nació y creció en Wisconsin, lugar donde vivía junto con su dueña Ashley Niels. Uno de los juegos favoritos de Spunky es correr en la nieve.

Ashley y su familia se mudó a Texas y le prometió a su perro que algún día volverían a jugar en la nieve.

El plan parecía venirse abajo cuando Spunky fue diagnosticado con cáncer terminal, pero Ashley decidió cumplir su promesa antes de que su querido perro muriera.

Fue así que en pleno verano, con el sol abrasador característico de Texas, la chica rentó una máquina para crear nieve artificial y la colocó en su jardín. Esto para que Spunky pudiera disfrutar y jugar en la nieve por última vez.

Los amigos de Ashley le ayudaron para convertir la promesa en realidad.

Cuando se llegó el día en el que Ashley tenía que ir al veterinario para “dormirlo”, la chica no pudo debido a una emergencia familiar.

Spunky se veía mucho mejor, pero el veterinario le dijo que dicha mejoría era reacción de su cuerpo en su lucha por sobrevivir.

Fue en ese momento cuando la joven decidió quedarse con Spunky hasta que le tocara irse y pasar el mayor tiempo posible con él.

1-ashley-y-su-perro

2-ashley-y-su-perro

Fuente: Upsocl.com

¡Compártelo con tus amigos!

Top