Querían Echarse Un Taco De Ojo, Pero Se Llevaron Una Gran Sorpresa

Querían Echarse Un Taco De Ojo, Pero Se Llevaron Una Gran Sorpresa
Votar este post

Un hombre observa con sus binoculares a una chica que está tomando el sol en un parque.

Cuando tiene la toma perfecta, le pide a las víctimas (hombres que pasan por el lugar) que la observen, que se echen un taco de ojo.

Los hombres no se resisten y comienzan a observar a la chica. En ese instante, la mujer se da cuenta y con enojo les avienta un vaso de agua.

Las víctimas no se explican como fue que la mujer logró mojarlos si está a más de 20 metros de distancia. ¿Como lo hizo?. Aquí el vídeo de la broma:

Si te gustó, ¡compártelo con tus amigos!

Top